Viajes deportivos, la nueva moda para inquietos

Como amante del deporte y del turismo, debo comentar que estoy totalmente a favor de los viajes atípicos que incluyen componentes de riesgo.

En mi caso, han quedado atrás esos viajes familiares a visitar los monumentos más típicos de cada ciudad, gastar dinero en restaurantes bien ubicados y hacer ciertas compras de artículos más comunes de cada lugar.

Me he enganchado a otro tipo de viajes, los viajes deportivos. Estos viajes se caracterizan por realizar o presenciar actividades deportivas que no te dejan indiferente. Personalmente prefiero practicar deporte a presenciar un partido importante de tenis, fútbol o baloncesto.

Lo único que deberás hacer es sacarte un buen seguro de salud por si tienes algún contratiempo

Los deportes de riesgo son un imán para vivir aventuras

Cuando te vas de vacaciones, hay personas que buscan descansar y hay personas que buscan todo lo contrario. Es decir, algunas buscan desestresarse y otras buscan vivir aventuras, riesgos y recordar esas vacaciones como algo extraordinario.

Los viajes que incluyen ciertas actividades de riesgo, aseguran una vivencia increíble para los que se decantan por esta maravillosa opción.

Deportes acuáticos que aseguran diversión

Existen multitud de actividades acuáticas que sin duda merece la pena probar en nuestros viajes. Snorkel, buceo con bombona o surf son las más repetidas por los viajeros que eligen destinos de costa en sus vacaciones. Personalmente, me quedo con las motos acuáticas.

Llevar una moto acuática puede salir algo caro, ya que el alquiler ronda los 70€ por hora de alquiler. Sin embargo, es una de las actividades más estimulantes que he probado, pudiendo realizar diversas rutas por la zona.

Yo recomiendo realizar rutas organizadas por calas cercanas de Alicante, aunque también se organizan muchas por la Costa Brava. Los seguros de salud para llevar estos vehículos acuáticos no son obligatorios, pero si te lo sacas no está mal. Os lo aconsejo si vais a coger la moto acuática todos los días, ya que os sale realmente barato y así os quitáis de problemas.

Rafting

El rafting es un deporte de riesgo que te asegura un buen subidón de adrenalina. Si lo haces con amigos disfrutarás mucho más la experiencia. Hay muchos puntos de la geografía española dónde puedes practicarlo y te aseguro que merecerá la pena probarlo.

En mi caso opté por realizarlo en la localidad de Murillo de Gallego (Huesca), dónde disfrutamos de varios niveles del río a gran velocidad. Gracias a la destreza del capitán lo pasamos genial y repetimos todos al día siguiente. Totalmente recomendado.

Espeleología

La espeleología es una de las actividades más entretenidas que tuve la suerte de probar el verano pasado. Descubrir la belleza de las cuevas y rocas que esconde la localidad de Collbato (Barcelona) fue una experiencia realmente estimulante para mí y para los compañeros que decidimos aventurarnos en las cavernas. Para este tipo de actividades de relax no es necesario consultar seguros médicos, ya que no los vas a necesitar.

El equipamiento te lo suelen prestar las agencias que lo organizan, pero te aconsejo comprar unas buenas botas y casco con linterna para deslizarte tranquilamente por las cuevas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *