Deportes multiaventura para los más jóvenes

Muchos padres se preguntan qué actividad es la recomendable para sus hijos en su tiempo libre. Las vacaciones y días libres se multiplican cada vez más durante el curso escolar o fuera de él, por lo que buscar actividades apropiadas para su crecimiento es algo realmente necesario.

Qué opciones tenemos los padres

Son clásicas las opciones de idiomas, deportes escolares o campamentos con amigos. Las academias de idiomas o cursos en el extranjero son unas alternativas bastante interesantes a nivel académico y formativo, ya que permiten sumergir al alumno en un ambiente nuevo ayudándole a mejorar sus capacidades lingüísticas.

Sin embargo, aunque un curso en el extranjero pueda ser una opción interesante, el precio y la lejanía suponen a veces un obstáculo insalvable. Hablamos de cantidades cercanas a los 2000 euros por dos semanas, algo que no todo el mundo puede permitirse.

Como alternativa, os propongo una actividad que sin duda se antoja realmente interesante. Las actividades multiaventura permiten a los niños crecer en un ambiente natural muy recomendable para estas edades. Los múltiples planes que nos ofrecen este tipo de excursiones encajan perfectamente con la mayoría de los niños, superando las opciones clásicas propuestas por campamentos escolares.

Beneficios de las excursiones multiaventura

Las actividades multiaventura son recomendables para el desarrollo físico y psicológico de los niños o adolescentes, ya que nos abren un mundo de posibilidades de cara al futuro.

Las excursiones permiten enfrentarnos a nuestros miedos, conocer compañeros nuevos y sobre todo desarrollar una pasión gracias a actividades novedosas y entretenidas.

Os recomiendo elegir una buena empresa de multiaventura que organice excursiones de este tipo. Piragüismo en río, senderismo o escalada son algunas de las actividades que proponen este tipo de agencias.

Hace dos semanas decidí apuntar a Daniel, mi hijo de 12 años, a una de estas excursiones para colegios en el Valle del Jerte, y según pude comprobar, no me equivoqué.

El entusiasmo que me transmitió durante los días siguientes me reconfortó, ya que deseaba volver a realizar ese tipo de actividades durante el fin de semana. Volvió encantado, y yo más que satisfecho de haber contribuido a despertar esa pasión por los deportes dentro de la naturaleza.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *